HIPNOSIS BARCELONA

Inducción: Procedimientos Psicoconflictivos

También llamadas de confusión o desorientación, la ejecución de este grupo de técnicas, requiere fuerza, autoridad, verdadera habilidad y saber estar del hipnólogo, son con mucho los métodos de aplicación más dificil de todos l. Esto es debido en gran parte a la necesidad de asumir rápidas decisiones ante situaciones imprevistas que se puedan presentar y que hacen de la inducción psico-conflictiva un proceso muy poco standarizado.

En ocasiones nos encontramos sujetos con alta capacidad analítica, que tratan de racionalizar paso a paso todos las sugestiones que se les ofrecen. Este trabajo intelectual impide en la mayoría de las ocasiones la creación de la base de inhibición consciente necesaria para alcanzar el estado hipnoidal.

Esta claro que la persona no puede dejar de analizar críticamente todo lo que sucede, de manera que la solución radica en desbordar su capacidad de análisis lógico. Las técnicas Psico-conflictivas consiguen tal desbordamiento , mediante el empleo de rápidas acciones y sugestiones contradictorias que acaban finalmente con cualquier intento de racionalizar el proceso por parte del sujeto, dada la rapidez y la ausencia de conexiones lógicas entre ellas.

Literalmente, el consciente del sujeto casi sin poder materialmente analizar la sugestión anterior, se ve forzado a prestar atención a la siguiente, demasiadas cosas para pensar a un tiempo, el resultado final es una sensación de alivio por el hecho de poder dejar de concentrarse y su entrada en trance de un modo casi inconsciente.

A pesar de que este grupo ofrece, como todos los citados anteriormente, una gran diversidad en sus desarrollos inductivos, en líneas generales podemos establecer una estrategia común en los siguientes pasos

1. Iniciar el proceso con cualquier técnica, preferiblemente del grupo sensorial para mantener parte de la atención del sujeto ocupada.

2. Incorporar rápidas sucesiones de sugestiones contradictorias o con más de una salida posible, solicitándole al sujeto al mismo tiempo otras tareas como la ejecución de acciones motrices, una cuenta numérica etc. a fin de que resulte inútil cualquier intento de análisis, provocándose de esta forma momentos de disociación.

3. Utilizar el período de separación para profundizar.

Cuando se trabaja con estos tipos de inducción, lo verdaderamente importante es la ejecución, de nada vale seguir puntualmente el guión o la fraseología si no es apoyada por una enérgica actuación sobre la mente y el cuerpo del sujeto.

Veamos ahora un ejemplo de inducción Psico-conflictiva.

Se solicita a la persona que se mantenga erguido con los pies juntos y los ojos cerrados….. «Cierre los ojos y respire profundamente…. ¡no expulse el aire! reténgalo todo el tiempo que pueda…… Exhale y vuelva a coger aire… reténgalo de nuevo…. Eleve el brazo izquierdo apriete el puño y ténselo, manténgalo así.. eleve el brazo derecho déjelo flojo.. suelto pero elevado… el brazo izquierdo esta rígido el derecho flojo.. por favor.. empiece a contar numeros de 100 a 1 en voz alta y de tres en tres….. 100…. 97…94… siga contando .. si se equivoca inicie la cuenta de nuevo desde el numero 96, su brazo izquierdo esta flojo destensado, su brazo derecho rígido y tenso… abra y cierre los ojos ahora con cada numero que cuente…. sus piernas están rígidas.. su cuerpo oscila hacia a un lado y hacia otro…. su mano apretada empieza a soldarse … siga contando ahora más rápidamente por favor…. su mano esta soldándose…. ¡ya no!.. ahora vuelve a estar suelta y floja, su brazo derecho esta pesado y su brazo izquierdo también, siga respirando intensamente… cierre los ojos, piense que se esta durmiendo…. ahora despierte y vuelva a cerrarlos mientras continua contando cuando acabe su cuenta inicie la cuenta de nuevo, esta vez empezando desde el numero 137. su brazo derecho esta pesado y cae su brazo izquierdo se siente ligero y asciende .. imagine que duerme cierre los ojos… ahora despierte de nuevo cierre los ojos aprete el brazo derecho ¡siga contando¡ vuelva a cerrar sus ojos .. cada vez que lo hace entra en un más profundo sueño… le es muy difícil seguir contando sus brazos están pesados y usted esta cansado.. por favor abra los ojos, siéntese en esa silla ciérrelos de nuevo,…..y entre en un profundo sueño……»

Si observamos la rápida sucesión de ordenes observaremos que muchas de ellas son lanzadas para ser revocadas casi de inmediato anulando cualquier prueba de realidad a la que el sujeto quiera someterlas, por el propio carácter analítico del sujeto se ve forzado, sin embargo, a hacerlo. También utilizamos inversiones que inicialmente el sujeto atribuye a errores nuestros…. decirle que es su brazo derecho el que esta rígido cuando segundos antes le decíamos que era el izquierdo, le genera más confusión y anula su capacidad de racionalizar el proceso. En cualquier caso como hemos dicho son técnicas que requieren grandes cualidades operativas por parte del hipnólogo.

Pedro Alcaraz