HIPNOSIS BARCELONA

Inducción: Método del punto rojo

Se trata de otra técnica descrita por Powers, que tiene puntos en común con la llamada del «contraste de colores». Se utiliza una pequeña linterna de poca potencia para no dañar la vista del sujeto al que se le pide que no aparte la mirada de la luz. Concentrando el pequeño rayo de luz de la linterna tan sólo en uno de los ojos del sujeto, impartiremos sugestiones de pesadez y fatiga ocular hasta que detectemos signos de que efectivamente se esta manifestando tal cansancio, en ese momento se le dice al sujeto que vamos a iniciar una cuenta del cinco al uno y que en el momento en que digamos «uno», entrará instantáneamente en un profundo sueño.
Una vez se encuentra con los ojos cerrados nos dirigimos a el, más o menos en los siguientes términos:

«Pronto se formará en su mente un punto rojo,es como si todavía pudiese ver el foco de luz en su mente…hágamelo saber moviendo un dedo de su mano en cuanto contemple ese punto rojo en su mente…..». Es normal que el sujeto visualice una imagen residual producto del impacto luminoso reiterado sobre su retina, cuando el sujeto nos informe moviendo el dedo de que aprecia la imagen formada en su mente, continuamos:

«Obsérvelo…., ahora el punto rojo va a desaparecer en unos segundos…., en su lugar va verlo de color violeta…. el punto va a tomar una coloración violeta… indíquemelo de nuevo con el dedo cuando visualice el punto de color violeta…..»

Llegados a este punto, si el sujeto esta percibiendo los cambios que le transmitimos mediante nuestras sugestiones, podemos empezar a desviarlas, mediante la fraseología habitual, hacia el establecimiento definitivo de la oclusión ocular y la consiguiente profundización del trance.