HIPNOSIS BARCELONA

Inducción: Método de las sacudidas

Se trata de un antiguo método de fascinación visual, con todos los requerimientos que esto implica por parte del hipnólogo, que debe poseer una poderosa capacidad en su mirada. El operador debe sentarse frente al sujeto, tomándolo por los hombros se le sacude con suavidad, acompañándolo en un movimiento de atrás hacia delante y fijando con intensidad su mirada en un punto entre los dos ojos de este.

« Mire mis ojos……., fije su mirada en la mía……, sus párpados van a sentir una gran fatiga en muy pocos instantes…, su mirada se enturbia….., su cuerpo empieza a sentirse pesado…. siente sus brazos pesados, descansando profundamente sobre su regazo….., puede sentir todo su cuerpo más pesado cada vez, conforme su cuerpo va oscilando…… y sus visión se va haciendo más dificil por momentos… es como si una gasa fina cubriese sus ojos…. su mirada se hace turbia…. como si hubiese una niebla densa ante sus ojos…. sus ojos
están cansados y fatigados… mientras la niebla se espesa y sus párpados están más y más pesados continúe mirando fijamente mis ojos……,el cansancio de sus ojos es extremo….. sus ojos están más y más cansados y fatigados cada instante,,,, muy pesados…., completamente cansados…… cansados…. pesados,…..fatigados…,»
Una vez observemos signos evidentes de cansancio visual, ojos llorosos, parpadeos, en definitiva fatiga ocular introduciremos sugestiones de oclusión de los ojos y sueño.

« La fatiga de sus ojos es tan intensa, su cuerpo esta tan flojo suelto y relajado, que cuanto más trata de mantener sus ojos abiertos estos se muestran más y más pesados…. sus párpados pesan como el plomo…. como si fuesen de plomo… se duerme…… la somnolencia le invade…, pronto se cerrarán sus ojos, y cuando lo hagan quedaran firmemente unidos a la piel de su cara… se cierran… y usted se duerme… más y más profundamente…., sus ojos, cansados y fatigados quieren descansar… se están cerrando…., se cierran, cuando lo hagan usted entrará en un profundo….. profundísimo y agradable sueño…..»

Seguiremos en esta línea, hasta que el sujeto cierre los ojos momento en el cual nuestras sugestiones se desviaran hacia la imposibilidad de abrirlos en tanto no se lo indiquemos y la profundización de estado.