Inducción: Método de la moneda

 

Es una técnica interesante, rápida y eficaz, que puede ser realizada con los ojos del sujetos abiertos o cerrados indistintamente. Para efectuarla, colocaremos al sujeto sentado en una silla, (También puede realizarse con este de pie, pero en tal caso deberemos estar atentos a la posible caída del sujeto) y le solicitaremos que extienda su brazo derecho hacia el frente, al tiempo que le entregamos una moneda que deberá mantener sujeta en el interior de los dedos cerrados de la mano. una vez hecho esto le explicaremos en que va a consistir la experiencia que estamos a punto de realizar.

En primer lugar deberá centrar toda su atención en su dedo pulgar, sin desviar ni por un segundo la mirada de el. Luego, cuando nosotros se lo indiquemos, abrirá la mano, permitiendo que la moneda caiga al suelo. En ese instante, es decir cuando la moneda impacte en el suelo, los ojos se le cerrarán y entrará en un estado de profundo trance hipnótico.
Una vez hemos explicado la mecánica de la inducción al sujeto, empezamos con la experiencia. « Permanezca con el brazo extendido al frente, mirando su dedo pulgar………, continúe observando y sintiendo su pulgar al tiempo que presta atención a la sensación de la moneda que tiene en su mano……Para entrar en ese estado de profundo sueño que usted desea, debe seguir mirando atentamente su dedo….… lo está haciendo usted muy bien….., en un momento……, iniciaré una cuenta…… usted se concentrara en mi voz, mientras cuento hasta cinco….. siga mirando su dedo fijamente…., cuando cuente cinco, cuando pronuncie el numero cinco….. abra su mano y deje que la moneda…., caiga al suelo…. cuando cuente cinco abra la mano, deje que la moneda caiga al suelo y vuelva a cerrar la mano fuertemente como si aun sujetase la moneda….., al mismo tiempo que esto ocurre, sus ojos se cerrarán con fuerza…., al oír el sonido de la moneda en el suelo…. sus ojos se cerrarán fuertemente……. siga mirando fijamente su dedo pulgar y sintiendo la moneda en el interior de su mano…… Uno……… Dos…….. Tres…….. Cuatro……………. CINCO…… suelte la moneda, sus ojos se cierran fuertemente, apriete su mano de nuevo …… con fuerza, ……su brazo se pone muy rígido… como si fuese de acero… tiene usted el brazo realmente rígido….duerme…. duerme profundamente»

Tras la caída de la moneda impartimos rápidas sugestiones de cierre ocular, catalepsia y profundo sueño, con el fin de profundizar el estado hipnoidal obtenido.