Rendimiento deportivo e Hipnosis

Parece cuando hablamos de utilizar técnicas de condicionamiento como la hipnosis a la mejora del rendimiento deportivo, que hablemos de algo casi rayano en lo mágico, y no deja de resultar sorprendente la falta de experiencias serias en ese campo.
En el deporte de alto nivel es tanta la igualdad de los competidores en muchas disciplinas que finalmente en muchas ocasiones el resultado final depende en buena medida de la suerte o de acontecimientos puntuales, mas que de la preparación o valía de los mismos.
Las noticias que en ocasiones saltan a la palestra relatándonos que determinado equipo de fútbol , o atleta incorpora en su preparación algún tipo de entrenamiento mental, suelen parecernos incluso jocosas.
Aunque recientemente han aparecido noticias que aluden al tema, La selección mexicana de fútbol que disputara el próximo mundial de Alemania, ha incorporado un programa de entrenamiento mediante hipnosis a sus jugadores.

El Milán F.C., campeón italiano, hace años que dedica media hora de sus entrenamientos a trabajar la mente de sus jugadores., pero….. ¿que puede conseguir la hipnosis en la mejora del rendimiento deportivo?.
Inicialmente un buen programa de entrenamiento hipnótico, podría conseguir dos efectos beneficiosos bien distintos. Uno de ellos la capacidad de los deportistas de acceder a sus recursos físicos no accesibles desde la voluntad, como la reserva por decirlo así energética.

Me explicare, si tomamos un velocista campeón del mundo, y lo colocamos sobre una pista indicándole que corra tan rápido como le sea posible, como buen campeón correrá y hará buenos registros…. Pero jamás correrá tanto… como si le colocáramos por ejemplo un tigre detrás… suena cómico pero así es, el cuerpo humano posee recursos de resistencia y fuerza “extras” que están almacenados con el único propósito de ser utilizados en casos de supervivencia y que obviamente no están disponibles a la voluntad del sujeto, tan solo accedemos a ellos cuando una situación emocional intensa los requiere.
Obviamente el deporte de alto nivel, por razones económicas carece entre sus practicantes de la emocionalidad, de la “necesidad emotiva” necesaria para que esas condiciones se establezcan que sin embargo podría generarse de un modo artificial mediante condicionamiento hipnótico.
En el deporte profesional, la victoria es una necesidad, olvidémonos pues de las bonitas teorías de que participar es lo que cuenta, no desde luego en deportes que mueven grandes cantidades de dinero, en ellos la victoria es imprescindible.
Y la victoria depende de la concentración, del estado anímico, de adelantarte un segundo a tu rival o de tener la capacidad de utilizar hasta el limite todos tus recursos.
Pequeños y simples detalles..que marcan las diferencias.
El segundo beneficio directo de la utilización de técnicas hipnóticas es justamente ese.
El aumento de la concentración, la voluntad tenaz de victoria, la velocidad mental en la toma de decisiones mientras se compite, en definitiva la absoluta abstracción del mundo exterior en esos momentos de competición.
La mente subconsciente obedece al deseo intenso.. muchos deportistas visualizan su carrera o su disparo a gol, antes de ejecutarlos y esa visualización unida al intenso deseo emocional de que así ocurra, moviliza mecanismos subconscientes que permiten muchas veces que todo su cuerpo de atleta ejecute justamente con precisión tales acciones.

Es un proceso personal nada aprendido, sino intuitivo. Mediante ejercicios de hipnosis ese proceso puede hacerse voluntario, incluso para los mas negados en esos aspectos.
Un buen programa de entrenamiento mental, pues, no fabrica campeones, pero si marca la diferencia entre rivales de parecido nivel.

Es aplicable bien a los deportes individuales, como a los deportes de conjunto como el fútbol, y si bien es cierto que no todos los seres humanos responden de la misma manera al proceso, no es menos cierto que 4 o 5 jugadores en un equipo de fútbol por ejemplo bien condicionados, contagian y transfieren su actitud al resto de una manera fácil…

En un futuro con toda seguridad este tipo de técnicas que hoy en día si se utilizan se hace en el mas estricto silencio, serán de uso común y parte indispensable de la preparación de cualquier deportista.
El entrenamiento subconsciente será el que marque las diferencias, no bastara con ser hábil, rápido , fuerte y preciso… habrá también que tener además, necesidad de victoria, Ni un ápice de duda en su consecución, y en definitiva una volunta tenaz, persistente y casi obsesiva de ganar.

Pedro Alcaraz.