¿Que es el Rapport?

Porque hay personas que sin tan siquiera haber cruzado una palabra con nosotros, nos producen sensaciones de rechazo y por el contrario, otras nos generan admiración, respeto o cariño sin una causa valida que justifique tales sentimientos?.

Estas situaciones comunes en la vida diaria parecen carecer de lógica, a veces puede parecer que nos etiquetamos los unos a los otros sin apenas conocernos, sin embargo estas precipitadas apreciaciones no se hallan totalmente despojadas de fundamento.

Vivimos el presente con los ojos del pasado porque nuestros mecanismos de aprendizaje y de supervivencia no tienen mejor forma de comprender el Hoy más que a través de las experiencias del Ayer.

Aun y así este proceso no nos garantiza en absoluto la comprensión de los nuevos acontecimientos del presente.

Cualquier relación entre dos o mas seres, esta condicionada en todos los casos por el pasado de ambos que influye poderosamente el establecimiento de esas relaciones “atracción-rechazo” a primera vista.

En el ámbito terapéutico, sea cual sea la técnica de sanación que un medico o terapeuta aplique a una persona con el propósito de ayudarla a superar o mejorar su estado físico o emocional, requiere y necesita el establecimiento previo de un concepto de difícil comprensión y de nada fácil explicación que es conocido como Rapport.


Pero… ¿Qué es en realidad el Rapport?. Para explicarlo, deberíamos recordar de nuevo dos de las funciones operativas de la mente humana, recordemos que las funciones subconscientes por lo general escapan de nuestros planos de conciencia y sin embargo influyen determinantemente de un modo silencioso en nuestras actitudes y decisiones.

Recordemos también que en cualquier acto de relación con el mundo exterior o con nosotros mismos operan los dos mecanismos conciencia-subconciencia en ambos sentidos.
Es decir, mientras mantenemos una charla intrascendente con cualquier persona, nuestro consciente, atiende razona y valora, algunas de las acciones que se dicen o se hacen, observa tan solo unas pocas cosas del entorno lo que justamente considera mas relevante, guiándose por su sistemas de prioridades establecido y desprecia un gran cúmulo de información que le llega a través de los sentidos.

Simplemente porque no resulta útil en su valoración de los acontecimientos en ese instante. Así pues centra toda su atención en las cosas que para su sistema de valores poseen mayor interés.

Al mismo tiempo nuestro subconsciente “fotografía” la escena, sin detenerse a analizarla en aquel momento y archiva toda esa información en alguna parte de nuestro cerebro.

Cuando hablamos con alguien, a veces tenemos la sensación de que no nos dice la verdad, pero no tenemos pruebas objetivas (conscientes para afirmarlo o cegarlo categóricamente, de manera que lo justificamos con frases inconcretas como… “no se.. hay algo que no veo claro”, o alguna frase parecida.


Estas situaciones se generan porque nuestro subconsciente ha detectado cualquier detalle, desde un gesto a un mohína o cualquier otra señal en la cara de la otra persona, que escapo a nuestra vigilancia consciente.. y trata de hacerlo llegar a nuestra consciencia..

Cuando lo consigue.. al tratarse de una idea sobre la que no se ha hecho ningún tipo de reflexión valorativa, genera dudas y cierta inquietud por la incertidumbre de la situación. A este proceso lo llamamos intuición y responde a esas partes de información que el subconsciente trata de hacer llegar a nuestra conciencia con propósitos diversos.


Estos procesos influyen en ambos sentidos, es decir en la persona con la que estamos hablando y en nuestra propia persona.

Cuando ante cualquiera de nosotros, se presenta una situación nueva, la afrontamos de los dos modos simultáneamente. Imaginemos por ejemplo, una eventual entrevista de trabajo a la que tenemos que asistir.

El elemento consciente nos hará valorar detalles como nuestra presencia, el miedo a no alcanzar la plaza de trabajo, mostrarse seguro sin dar sensación de inquietud y nerviosismo.. etc.

El elemento subconsciente, sin embargo, valorara otro tipo de detalles, como podrán ser la figura del entrevistador y su comportamiento, analizando, por comparativa con sus experiencias de pasado, (especialmente de la infancia).

Tratara de comparar las sensaciones que le produce la figura que lo entrevista con las figuras de su pasado, quizás autoritarias, quizás protectoras, quizás bondadosas..

Esta comparativa impulsara al sujeto de un modo automático a un comportamiento específico como respuesta . Que dependerá de la experiencia comparativa. Así que sin saber porque adoptaremos actitudes de temor, de cariño, de desconfianza, hostilidad o cualquier otro sentimiento.


Del mismo modo el entrevistador, igualmente influido por sus elementos inconscientes, se comportara y tomara sus decisiones en gran medida de la misma forma.


Así es como se establecerá pues el tipo de relación entre ambos… dependiendo de sus elementos inconscientes muchos de ellos ignorados por la voluntad de los sujetos.
Todo este proceso conocido en psicología como “Transferencia”, parece un poco irracional y en realidad suele serlo.. ya que en muchas ocasiones las relaciones de transferencia son exageradas o absurdas dado que no provocan respuestas ajustadas a la situación objetiva actual, sino a situaciones del pasado.

La transferencia como ya hemos apuntado, se generan en mayor o menor medida en todas las situaciones de la vida, pero con especial intensidad en la relación terapeuta-paciente y en el caso de la hipnosis el establecimiento y la intensidad de la transferencia es muy rápido y mucho mas intenso que en cualquier otra actividad.
En lo que atañe a la hipnosis, el hipnótico también se ve afectado en gran medida por el fenómeno inverso (contratransferencia), es decir la proyección de su estructura inconsciente sobre el sujeto que le genera sentimientos diversos tales como, hostilidad, admiración, aflicción, etc.


Cuando de los procesos de transferencia y contratransferencia, se genera una relación cordial, positiva y de respeto podemos hablar de rapport.

Un rapport sólido facilita la acción terapéutica y la comunicación positiva, por el contrario una transferencia negativa la impide totalmente.

La transferencia se suele establecer en la charla previa y es uno de los objetivos de tal charla inicial. Es de suma importancia conseguir un buen rapport ya que de el depende no solo la confianza del sujeto en el operador hipnótico y en consecuencia en el acceso a un buen estado de profundidad y por ende el aprovechamiento pleno de las posibilidades de la técnica en beneficio del sujeto.