Inducción: Técnica de Fleischer

Estando de pie operador y sujeto, se le pide que cierre los ojos y que junte los pies. Con nuestra mano derecha, cogeremos la mano derecha del sujeto como si fuésemos a estrechársela. A continuación se la levanta a la altura del hombro al tiempo que con la mano izquierda cogemos el codo derecho del sujeto de modo que quede rígido.

 

«Ahora notara Vd. que empieza a caerse hacia atrás, se cae, se cae….» (Si es necesario se le empuja por el brazo levemente.)

 

Cuando la persona se ha inclinado casi hasta caerse, el operador tira de el hacia delante al tiempo que le ordena imperativamente «¡ Ahora duerma…., duerma.., profundamente, duérmase ya¡». El brusco tirón hacia delante generará en el sujeto cierto desconcierto que deberemos profundizar mediante sugestiones tales como que le fallan las fuerzas, que se le están doblando las rodillas…. etc.