HIPNOSIS BARCELONA

Induccion: fijación sin sugestiones de sueño

Una técnica descrita por Meares en 1960, que se basa en la clásica fijación de la vista del sujeto en la mirada del hipnólogo.

Nos encontramos por tanto ante un método de fascinación, de características un tanto autoritarias.

Estando frente al sujeto de pie o sentados, se le indica que fije su mirada en los ojos del operador, mientras este va desplazando su mirada desde la raíz hasta la punta de la nariz del sujeto, consiguiendo de este modo un movimiento de dilatación y contracción pupilar que ayuda a provocar el estado de fascinación en el sujeto.

«Fije su mirada en mis ojos…. observe el cansancio que se esta produciendo en sus párpados…., siga fijando intensamente su mirada en la mía…..es como si ambas miradas estuviesen unidas permanentemente.. Ahora contaré hasta tres, y usted cerrará los ojos en ese momento….. Uno… Dos … Tres….. Cierre sus ojos fuertemente…, relaje el cuello y permita que su cabeza caiga hacia delante, así…., muy bien lo esta haciendo perfectamente..
Su mente se esta sintiendo más y más pesada a cada instante, al dejar caer su cabeza hacia delante usted puede experimentar cierto embotamiento en su cabeza que se hace más y más pesada…, mientras se relaja más profundamente…. una relajación profunda que recorre todo su cuerpo…. su cabeza esta más pesada… mucho más pesada y su cuerpo cada instante más profundamente relajado, ….Ahora, cuando de nuevo cuente hasta tres levante sus brazos hacia arriba, manteniendo la cabeza tal como la tiene reposando hacia delante….., Uno… Dos… Tres…. Sus brazos están rígidos… duros y rígidos como si se tratase de dos barras de acero…. duros y rígidos….».

Meares indica que en ese momento y en tanto continuamos con las sugestiones de catalepsia en los brazos, imprimamos con nuestras manos en los hombros del sujeto un suave movimiento de balanceo o rotatorio mientras continuamos..» Sus brazos rígidos.. y duros…. usted esta cada vez en un estado más profundo ….., más profundo e intenso …. sus brazos rígidos van a ir aflojándose en el momento en que cuente tres, tal como vayan aflojándose para finalmente caer profundamente relajados al costado de su cuerpo, usted ira más y más profundamente y alcanzara una relajación y una profundidad absoluta, ..Uno …, Dos… Tres…. Completamente relajado…., yendo ahora más profundo con cada respiración que hace….»

Método de la oclusión ocular mediante parpadeo.

Otro método de fijación, que incorpora la variante de ofrecer una tarea «extra» al sujeto, en este caso se trata de hacer que abra y cierre los ojos al compás de una cuenta numérica. Para empezar la inducción, se solicita al sujeto que mire fijamente un punto cualquiera o el extremo del dedo del hipnotizador, «…fije su atención en ese punto….. en breves momentos sus párpados van a estar muy fatigados….. sus ojos se cansan con notable rapidez…. Voy a contar ahora de uno a veinte…. cuando cuente numeros impares abrirá los ojos, cuando pronuncie numeros pares…., los cerrará…, conforme vaya abriendo y cerrando los párpados observara un cansancio,…una fatiga que va ir en aumento hasta que apenas pueda sostener los ojos abiertos,…….. finalmente …., cuando llegue a contar veinte…, sus ojos estarán tan cansados que tendrá que cerrarlos para descansarlos…., Siga mirando el punto fijamente, …., Uno…, tiene los ojos abiertos y fatigados..Dos.., cierre los ojos…., Tres.., ábralos…, ahora se fatigan muy rápidamente…, Cuatro…., ciérrelos….., Cinco….., ábralos…, verdaderamente cansados… siente una agradable somnolencia… Seis., ciérrelos.., el sueño se hace más intenso cada vez que cierra los ojos…., Siete…Abra los ojos…., cuesta realmente mantenerlos abiertos a estas alturas… pesan.., sus párpados pesan…, Ocho…, sueño profundo…, Nueve…, Diez….».

Seguiremos de este modo con la cuenta insistiendo cada vez más intensamente en nuestras sugestiones de sueño y profundidad para acelerar el proceso. « ….. Dieciseis.., cierre los ojos, están tan pesados.., tan profundamente relajados que cada vez es más dificil abrirlos…., Diecisiete…, apenas puede abrir los ojos.. están muy fatigados..y cuanto más intenta abrirlos más pesados se hacen…, Dieciocho….,se duerme… se duerme profundamente….,»

«…Diecinueve.. abra totalmente los ojos…. más abiertos todavía… apenas puede mantenerlos abiertos .. usted desea cerrarlos y descansar…, Veinte cerrados los ojos están cerrados y usted no desea abrirlos …, esta profunda,…muy profundamente dormido…. su sueño se hace más profundo cada segundo que pasa.»

Método del circulo de puntos

Este método descrito por Powers, congestiona el consciente del sujeto, imponiéndole una tarea de dificultad creciente, hasta conseguir generar la disociación por desbordamiento.

Debemos dibujar en una cartulina el perímetro de una circunferencia, el contorno del circulo debe estar formado por puntos un tanto grandes a fin de que sean claramente visibles.
Se le explica al sujeto que escoja uno de los puntos del contorno de la circunferencia y que lo observe atentamente sin desviar ni un sólo instante la mirada de el.

« Observe atentamente el punto que ha elegido…… mientras continua observándolo, inspire aire intensamente… mientras repite en voz alta la palabra «Sueño..,sueño» , luego al exhalar el aire… diga en voz alta…»Sueño profundo»… una vez realizada esta operación… lleve su mirada al punto inmediato del contorno circular y sin desviar la mirada del mismo ejecute la misma operación…pero esta vez tratándose del segundo punto que mira fijamente, realice dos inspiraciones de aire y dos exhalaciones, en el tercer punto usted realizara tres inhalaciones y tres exhalaciones repitiendo en cada una de ellas y en voz alta las palabras «Sueño.., sueño» al inhalar el aire y «Sueño profundo» al exhalarlo. En cada, punto añadirá, pues, una respiración completa más que en el anterior.., continúe así hasta completar todos los puntos del circulo….»

Una vez el sujeto se encuentra efectuando el trabajo que le hemos solicitado, iniciaremos nuestras sugestiones que irán acompañando y controlando el proceso. La técnica simplemente obliga al sujeto a realizar una tarea de dificultad creciente, en tanto de alguna forma se va autosugestionando por repetición con las palabras «sueño» y «sueño profundo». Esta tarea lo conducirá a un estado mental de «ocupación» consciente que a la larga permitirá el acceso directo de nuestras sugestiones a su subconsciente. Una vez detectado el cansancio y la desorientación en el sujeto, bastará con sugerirle que esta cayendo en un profundo sueño, en un intenso sueño para conseguir un trance de notable profundidad.