HIPNOSIS BARCELONA

Hipnosis de Espectaculo, Los buenos y los malos

Jamás me he dedicado a la llamada hipnosis de espectaculo, sin embargo dentro del mundo de la hipnosis, cuento con bastantes amigos dedicados integramente al espectaculo que de modo puntual o total, utilizan la hipnosis como base de sus shows artisticos.

Algunos de ellos no tan solo tienen una alta calidad técnica en lo referente a la hipnosis, sino tambien un gran ingenio y un fascinante dominio de la sugestion para crear atmosferas grupales.

Sus espectaculos resultan divertidos y fascinantes para el profano, tan fascinantes que algunos, no se sabe si por temor o por incredulidad, prefieren pensar y decir que son amañados, que hay acuerdos entre hipnotizados e hipnotizadores, en definitiva,  que es puro teatro. (una muestra mas de su ignorancia)

El caso es que despues de tantos años me he cansado ya de leer a muchos hipnoterapeutas de medio pelo y algunos de pelo completo aludir a los hipnotizadores de espectaculo demonizandolos y haciendoles culpables de casi todo lo malo en la hipnosis. Una vez mas si los otros son la malos yo soy el bueno..

Pero en realidad la Hipnosis es una tecnica sin dueño, no pertenece ni a medicos ni a cientificos, ni a sectaristas ni a terapeutas… una herramienta, un modo controlado de acceso y comunicacion con el inconsciente, una simple tecnica que no implica en si misma, nada de clinico, nada de esoterico, una herramienta en definitiva.

Comparar el trabajo de un hipnoterapeuta con el de un hipnotista de espectaculo, es tan absurdo como comparar a un cocinero con un cirujano porque ambos utilizan un cuchillo. Por esa razon cuando leo paginas de hipnoterapeutas tanto licenciados (en Psicologia) como no,  pienso inmediatamente que no pueden ser buenos en el desempeño de su trabajo. Tratar de hacerse grande, minimizando a otros que ni siquiera hacen el trabajo que tu haces es cuanto menos ridiculo.

Hace muchisimo mas daño a la hipnosis,  un mal terapeuta, que un hipnotizador de espectaculo.. estos trabajan con voluntarios en un ambiente distendido y de entretenimiento, jamas obligan a una persona a salir al escenario. Por tanto los sujetos que se prestan a tales experiencias son libres de elegir.

Una vez con sus voluntarios preparados emplea tecnicas teatrales, el espectaculo es espectaculo no una conferencia cientifica ni una demostracion clinica, aun y asi muchos de ellos no se rodean de poder mistico en sus experiencias sino que explican a su audiencia a grandes rasgos, lo que es la hipnosis y sus otras aplicaciones.

Tratar de presentar a los hipnotizadores de espectaculo como payasos que utilizan mal una tecnica es muy propio de la hipnosis mal llamada cientifica, algunos personajes que integran esa erronea linea de trabajo, no se cansan de generar miedo y asustar a las gentes profanas advirtiendoles de los innumerables peligros que encierra el prestarse a tales practicas y otras de cualquiera que no forme parte de su grupo clasista. Pero la realidad es que no se conoce ningun caso en que la hipnosis de espectaculo haya generado transtorno grave alguno.

Es bien cierto que cualquier acontecimiento relacionado con alguna situacion como la descrita en el recuadro, es utilizado hasta la saciedad para difundir el miedo a la hipnosis, pero esta actitud es mas comun entre la parroquia cientifica que esta mas interesada en acceder a la totalidad del supuesto pastel economico que a explicar las causas reales que provocan estos casos aislados.

Algunos terapeutas parecen mas que terapeutas, Sacerdotes de la Gran Iglesia del tópico de la autoayuda.  Estos no tan solo denostan la hipnosis de espectaculo sino que extrañamente asocian las formas inductivas de estos al exito o fracaso de sus formatos terapeuticos.

Parecen insinuar que las tecnicas instantaneas o rapidas de induccion al trance son antiterapeuticas demostrando su ignorancia y su confusion cada vez que lo hacen. Olvidandose por completo de que la tecnica de estableciminto de trance no tiene nada que ver con la terapia en si, sino que tan solo crea el escenario para la misma.  Si eres un buen tecnico y un mal terapeuta tendras la misma incapacidad que si eres un buen terapeuta y no sabes crear el escenario adecuado para hacer eficaz la misma.

Estos Reyes de la relajacion progresiva, Monarcas del trance debil, unidos a los Dioses de las verdades cientificas absolutas sobre lo que aun no es ciencia, conforman una fauna dificil de encontrar en otras actividades humanas.

Eduquemosles un poco…

Las técnicas rapidas de induccion se basan en los mismos principios en que se basan las interminables tecnicas clinicas que acaban, por aburrimiento la mayor parte de las veces, provocando momentos disociativos, la diferencia basica es que las rapidas generan esos momentos en breves instantes… las lentas oscilan entre 15 y 45 minutos dependiendo de la sensibilidad del sujeto.

Las tecnicas rapidas  son mas agresivas para el observador pero el sujeto de la experiencia  no las percibe en ningun modo como una situacion alteradora.

Las tecnicas rapidas poseen innumerables ventajas respecto a las lentas tradicionales.

En el espacio terapeutico, ahorran una considerable cantidad de tiempo lo que permite disponer de mas tiempo para otras consultas. Evitan mucho mejor las defensas inconscientes del sujeto, permiten el acceso inmediato a estados de mucha mayor profundidad,  y establecen en el sujeto, no temor, sino confianza en la capacidad del hipnologo en conseguir los cambios solicitados.

El conocimiento y la practica fluida de este tipo de tecnicas rapidas no esta al alcance de todos pues requieren un conocimiento profundo del comportamiento y las estrategias a seguir.

Una seguridad y un dominio de los sincronismos que lamentablemente no posen muchos terapeutas en cuanto les apartas de sus guiones o de sus procedimientos standard

 Hace un tiempo se leyo en la prensa que en Mocoa, Colombia, un grupo de  niños entro en histeria colectiva tras la sesion de hipnosis de un hipnotizador en un colegio., se aseguraba que muchos de ellos no podian despertar del trance una desinformacion mas, quizás voluntaria o por ignorancia.

Llevo 25 años generando trances en todas las condiciones posibles.. y jamas ningun sujeto ha tenido dificultades para salir del trance.

Y ya que estamos en eso, unas cuantas consideraciones tecnicas…

Hay varias razones por las que un sujeto puede no obedecer la sugestion de salida del trance, nunca es por imposibilidad del sujeto sino por eleccion del mismo.

Una de ellas, muy poco común pero posible, es que en ocasiones hay sujetos que alcanzan tal profundidad de desconexion consciente, que simplemente acaban no procesando las sugestiones verbales, es decir no entendiendo ni una palabra de lo que le dice el hipnotizador.

En esos rarisimos casos el hipnotizador pierde por completo el control del sujeto, salvo que haya tenido la precaucion de asociar la salida de trance a alguna señal fisica como por ejemplo levantarle un brazo, o cualquier otra. tal precaucion no se toma por lo general nunca pues es tan poco habitual ese escenario que resulta en el 99,999% de los casos innecesaria.

Otra de las posibles causas es que el hipnotizador haya solicitado al sujeto algo impropio, vergonzoso, en esos casos puede ocurrir que ante la imposibilidad de salir del trance de la persona, esta se niegue a seguir las sugestiones posteriores incluidas las de salida de trance.

Ambos casos nada habituales requieren simplemente que el hipnotizador no haga absolutamente nada, a lo sumo que sin perder los nervios les ofrezca una sugestion simple  del estilo.. “ahora dejo que descanses y cuando desees abres los ojos y sales completamente del estado en que te encuentras”. De ese modo eliminas cualquier actitud de de enfrentamiento.

Lo de la histeria colectiva es otra cosa bien distinta, esta claro que deshipnotizar gente previamente hipnotizada por una fe y unas creencias medievales puede crear conflictos que al parecer es lo que ocurrio en Mocoa. O quizás tambien sugestiones posthipnoticas inadecuadas del tipo  “cada vez que cojas el boligrafo surgira de el, un monstruo verde y baboso que intentara devorarte la nariz…” que pudiera colocarles el hipnotizador o quizás la conjuncion de ambas circunstancias.

En cualquier caso estariamos ante una situacion de mal uso de la hipnosis realizado por un hipnotizador inconsciente cuyas consecuencias serian pasajeras por completo y sin secuela alguna.

Aqui una explicacion razonable de lo que ocurrio en Mocoa..

http://miputumayo.com.co/2011/09/04/hipnosis-e-histeria-popular-entre-provincianos-te-veas/

No debemos despreciar lo que la historia nos cuenta, y esta nos dice que antes de cualquier intento cientifico de abordamiento de la hipnosis, existia la hipnosis de espectaculo, no con tal nombre, pero sus practicas se llevaban a cabo bajo el nombre de magnetismo.

Basta ya de justificar nuestra incompetencia culpabilizando de malas practicas y tecnicas defectuosas en el espectaculo, escudandonos en el pseudocientifismo oficial erroneo de la actualidad.

A mi entender no creo que debamos ser injustos y despreciar a aquellos qu tienen tanto derecho como cualquiera a usar las tecnicas hipnoticas del modo que deseen y mucho menos si ademas muchos de ellos podrian dar lecciones de establecimiento y uso de los procedimientos de sugestion en la hipnosis a la mayoria de los terapeutas de la actualidad.