HIPNOSIS BARCELONA

Cuantas Palabras escuchas en una decima de segundo..?

De todas las palabras y sugestiones que utiliza un hipnologo, en una sesión de hipnosis, hay algunas que son mucho mas relevantes que el resto.

He observado muchas veces que cuando se presenta el momento disociativo, el terapeuta dice algo así.. como “Relájate, estas muy relajado, muy tranquilo…” con lo cual obviamente consigue un sujeto relajado pero no hipnotizado.. a lo sumo un grado debilisimo de hipnosis. Este suele ser un error bastante común entre profesionales, algunos con largo recorrido en la profesión.

El momento disociativo, es como una fisura en el férreo control consciente, resultado de la aplicación de algún método inductivo. Pero esta fisura es estrecha y breve, como un parpadeo o quizás mas.

Esa puerta al control del subconsciente, por tanto es accesible tan solo por décimas de segundo…. Ahí radica principalmente la dificultad de la ejecución de las técnicas instantáneas frente a la mas simple aplicación de inducciones mas lentas.

Obviamente ni que decir tiene que el buen profesional, debería ser un maestro en la aplicación de las inducciones rápidas, pero desafortunadamente no siempre es así…

Muchos profesionales achacan su incapacidad para el manejo de estas técnicas, aduciendo que son técnicas alteradoras para el sujeto, que el sujeto no se relaja porque no se le sugiere , etc etc.

Esta impresión es falsa una vez mas , el sujeto jamas percibe una inducción instantánea como alteradora, entre otras cosas porque sencillamente no le da tiempo. La percepción de ser técnicas agresivas es mas por parte del espectador que no del propio sujeto.

Sabemos, pues que debemos aprovechar esa fracción de segundo para impartir una sugestión desactivadora y que a la vez su cumplimiento impida retomar el control consciente de inmediato. Generalmente son del tipo : “Duerme” o “sueño”, el acto de dormir implica niveles de conciencia muchos mas bajos, por tanto al ordenar el sueño, impedimos, al menos por un tiempo que el sujeto retome el control. El suficiente para seguir impartiendo sugestiones de profundización.

Tradicionalmente esa primera orden, la de “sueño” o “duerme” se hace al margen de las ordenes posteriores de profundización, es decir es la sugestión inicial que se introduce en esa fisura disociativa que habíamos logrado… y sin filtraje logra el resultado deseado sin análisis consciente.

Pero, como el titulo de este pequeño Post sugiere, la pregunta es… ¿en esas décimas de segundo que la “puerta” esta abierta, cuantas palabras nos caben?, ¿ Podríamos incluir dos palabras unidas en ese microinstante que se reforzaran la una a la otra? ¿se cumplirían las dos? O ¿tan solo llegaría al inconsciente del sujeto una?

He hecho durante alguno tiempo experimentaciones en ese sentido.. no son grandes experimentos obviamente si no pequeñas pruebas que probablemente no nos respondan a la pregunta de un modo absoluto.. pero a mi entender los resultados han sido fascinantes..

Empece por unir vocablos e incluso frases cuyo resultado pudiera observar sin esfuerzo, a la sugestión de “sueño” tradicional, y planteárselos al sujeto en el momento disociativo como una única palabra… por ejemplo:

DuermeLevantaUnBrazo”

Sorprendentemente, el sujeto entraba en trance y a la vez levantaba un brazo…. Es decir parecía estar aprovechando la fisura disociativa inicial para que se cumplieran dos sugestiones simultaneas.

Para ello era necesario que no hubiera espacio en la frase.. es decir pronunciarla como si fuera una única palabra en el momento justo…

En el peor de los casos el sujeto entraba en trance pero se mostraba confundido en cuanto a la segunda sugestión, cosa que también me era útil pues la tanda de sugestiones de profundización inmediata, penetraban mas fácilmente en el sujeto.

Pero evidentemente el lenguaje hipnótico es práctico, salvo excepciones de visualizaciones pastelosas, Para que querríamos a un sujeto con el brazo levantado..?

Por tanto busque ordenes de apoyo que me facilitaran la tarea de inducir y profundizar mas efectivamente.. “SueñoNopiensas” y cosas así..

El resultado es diverso, pero desde luego se logran respuestas muy fascinantes y que dan mucho que pensar..

Sugiero que si tenéis ganas y tiempo lo probéis, seguro que aprendéis algo y mejoráis vuestra técnica

Pedro Alcaraz