Cervicalis

Últimamente se me pregunta muchas veces como se lleva a la practica una inducción hipnótica mediante el procedimiento llamado “cervical”.

Onofroff, ese invento de plástico, de psicoanalista reconvertido en hipnotizador de salón... lo utiliza (bastante patéticamente) en sus impresionantes 🙂 demostraciones de poder hipnótico.

Obviamente dicho proceso de inducción, no es algo que haya inventado el “Gran Maestro” onofroff, Ni su espectáculo pendiente de estreno, tampoco.

El Espectáculo probablemente sea una copia hispánica del espectáculo que lleva realizando Messmer el fascinador en París y otros lugares del mundo. Lo de la copia resulta obvio leyendo quienes son los directores y promotores de dicho espectáculo.

Antes de su reconversion, nuestro “gran” fascinador, realizo un viaje a París, a fin de ser adiestrado por Mesmer, en algunas de sus técnicas.

Una de ellas, quizás la mas frecuentemente empleada por el amigo Juan Ramón es la técnica que ocupa este breve articulo.. como he mencionado antes llamada “cervical”.

Pero ¿Como funciona exactamente este tipo de inducción?

Dicha inducción es una variante menos arriesgada de la inducción por la presión simultanea de la carótida y el nervio vago. Un método poco recomendable, peligroso y arriesgado que no se suele enseñar pues puede generar graves lesiones cerebrales en el sujeto si se interrumpe demasiado tiempo el flujo sanguíneo al cerebro.

En este caso se trata de presionar la arteria vertebral, unos segundos. El efecto de dicha acción es una sensación de mareo, que finaliza con un relativamente brusco movimiento de la cabeza del sujeto.

El procedimiento es sencillo.. tras colocar al sujeto con los pies juntos posicionandolo en situacion de inestabilidad, el hipnotizador atrae la atención del sujeto hablándole y realizando movimientos con su mano derecha frente a sus ojos.

Entre tanto su mano izquierdo toma al sujeto por la parte trasera del cuello del sujeto.. y “presiona”, un punto en su base….

En las siguientes capturas podéis ver dos imágenes, de ambos, onofroff y Messmer donde veréis el punto de presión que utilizan. Si veis atentamente las fotografías observareis que no es una presión leve, el dedo del hipnotizador se hunde en el cuello del sujeto.

2015-10-05_15-35-27

2015-10-05_15-ffff34-42

Mientras el hipnotizador, capta la atención del sujeto con su sugestiones, este es incapaz de prestar atención a la presión que van ejerciendo sobre su arteria cervical o vertebral.(funciona con ambas pero la presion cervical es mas discreta).. experimenta a los pocos segundos una sensación de leve mareo, que asocia a la “influencia” del hipnologo.

El hipnologo identifica el leve mareo por la mirada del sujeto y en ese instante.. sin dejar de presionar el punto, realiza un movimiento relativamente brusco de la cabeza a la par que imparte la orden desactivadora. El Inconsciente del sujeto convencido de que el mareo que sentía era propiciado por el hipnotizador, acepta la sugestión desactivadora, y se desploma.

Luego se procede con los procedimientos clásicos de profundización rápida...

No hay mas, solo practica, y de la noche a la mañana tenemos un hipnotizador, el mas grande del mundo dando espectáculos impresionantes, y si falla eso probablemente se utilicen otros métodos menos honestos.

El caso es que para hacer hipnosis de espectáculo no solo es necesario saber inducir de una forma mas o menos rápida, también requiere, conocimiento de lo que haces, carisma, simpatía y gran experiencia para hacer frente de una manera airosa los imprevistos que toda sesión de hipnosis conlleva. Y eso no se aprende en unos días.

Pedro Alcaraz