HIPNOSIS BARCELONA

Ancestros de la Hipnosis: Emile Coué

Emile Coué (1857-1926) , Medico Farmaceutico y Psiquiatra francés de principios de siglo, alumno de Liébault, trabajo en la primera guerra mundial como medico y ante la escasez de medicamentos con los que tratar a los heridos de guerra empezo a utilizar placebos entre sus pacientes, observando que muchos de ellos respondian al medicamento falso recuperandose como si se les hubiera suministrado el compuesto real.

A resultas de estas experiencias, Coué, introduce por primera vez el concepto de Autosugestión, afirmaba que toda sugestión era en realidad autosugestión, dado que la sugestión no obraba sobre la voluntad sino sobre la imaginación que es factor y elemento dominante del subconsciente y a través del cual influye en todas las funciones del organismo.

Finalmente expuso sus tres famosas Leyes de la sugestión.

Leyes de Coué


1°)
Ley de Atención Sostenida:

Cuando una persona concentra su atención en una idea o pensamiento, dicha idea tiende a realizarse, es decir que tenderá a manifestarse en forma espontánea.

2°)Ley del Esfuerzo Invertido:

Cuando una persona piensa que no puede hacer algo y luego lo intenta, cuanto más trata, menos puede hacerlo. Cuando un estado mental es tal que se piensa “me gustaría hacer esto, pero no puedo” entre más se intente realizarlo, menos posible será llevarlo a cabo, así sean muchas las ganas de hacerlo.

3°)Ley del Afecto Dominante:

Una emoción fuerte siempre tiende a reemplazar a una emoción débil. Una emoción asociada a una sugestión hará que la sugestión sea más efectiva. Una sugestión vinculada con una emoción predominará sobre cualquier otra sugestión que se encuentre en la mente en ese momento.

*********

La Imaginación del Subconsciente en oposición a la Voluntad del consciente, con estos conceptos Coué definió estas reglas, entre como hemos visto, incluyó, laLey del Esfuerzo invertido, que podemos utilizar en la fraseología hipnótica.

Couè decía que « En un conflicto entre la imaginación y la Voluntad invariablemente vence la imaginación sin excepción». Cuando la voluntad trata de enfrentarse a la imaginación, la ley del esfuerzo invertido se manifiesta, haciendo que toda la fuerza que la voluntad aplica en combatir a la imaginación se inviertan favoreciendo justamente lo opuesto a la intención voluntaria, es decir favoreciendo a la imaginación. Para demostrar esta aseveración, Coué argumentaba ejemplos cotidianos como la dificultad para recordar un nombre, cuanto más esfuerzo voluntario ponemos en recordarlo menos probabilidades tenemos de que venga a nuestra memoria por la acción de nuestra voluntad, más tarde cuando cansados dejamos de esforzarnos en recordar el nombre surge en nuestra mente de forma casi mágica.

Lo que ha sucedido es simplemente que al no recordar inicialmente el nombre, ha ido tomando cuerpo en nuestra imaginación el hecho de haberlo olvidado y tal íntima certeza se iba reforzando más y más cuanto más fracasaba nuestra voluntad.

Coué también aseguraba que «la imaginación puede ser educada». Ambos conceptos son importantísimos para el uso de la hipnosis como veremos más adelante.

Todos manejamos de un modo intuitivo en nuestras relaciones sociales con mayor o menor éxito mecanismos de sugestión y por tanto también todos somos sugestionables en mayor o menor medida.

Utilizando la sugestión tratamos de lograr objetivos de los demás, en tanto la gente que nos rodea trata de hacer lo mismo con nosotros y esto ocurre cada uno de los días de nuestra vida y con toda la gente con quien nos relacionamos, incluso con nosotros mismos.

El estudio de las reglas que rigen la Sugestión no sólo es interesante desde el punto de vista de su aplicación en la hipnosis, sino que también es una importante ayuda en nuestras relaciones sociales

Coue publico sus teorias en su escrito “Self Mastery Through Conscious Autosuggestion” disponible Aquí (En inglés)