Ancestros de la Hipnosis: El Padre Gassner

Uno de los personajes mas curiosos de los Hipnotizadores ancestrales… fue conocido como Padre Gassner.

Johann Joeseph Gassner (1727-1779), nacido en Alemania, sacerdote católico, y contemporáneo de Mesmer, Maestro de la sugestión, utilizaba sus impactantes y teatrales técnicas hipnóticas, para esparcir su fe y sus creencias religiosas.

En el grabado de la época que se muestra al lado lo vemos, utilizando la hipnosis practicando un exorcismo a Emilie, una ciudadana del pueblecito alemán de Ellwagen.

Gassner efectuaba curaciones realmente peculiares, rodeado de un ambiente atemorizador.

Johann_Joseph_GaßnerrrEl paciente aguardaba unos minutos en soledad hasta que Gassner irrumpía con una impresionante vestimenta negra, blandiendo un crucifijo y atacando con voz atronadora a las fuerzas del mal y a los demonios causantes de todos los padecimientos.

En otras ocasiones hacia aguardar al sujeto en condiciones de penumbra, durante unos minutos y al cabo de un rato sigilosamente se acercaba por detrás haciendo un sonar un gong a la par que gritaba ordenes imperiosas a los demonios que lo poseían.

Gassner conseguía curaciones casi milagrosas y a la vez ejercía una poderosa influencia sobre el espíritu del paciente, utilizando de un modo exagerado todos los elementos de la sugestión y la fascinación.

Inducia al trance, gritando impulsivamente sugestiones de sueño en alemán y latín o bien por simple contacto con la cruz en la frente de los congregados.


Los testimonios de la época aseguran que su imponente presencia y su atemorizante puesta en escena, lograba inducir ese estado de trance en la mayoría de las personas en menos de siete segundos. Lo cierto es que en su procedimiento reunía todas las características básicas de la ejecución de la hipnosis instantánea.

Del padre Gassner se cuenta infinidad de anécdotas.. se dice de el que sus pacientes nunca regresaban… no se sabe bien si por que realmente Gassner les había resuelto el problema… o quizás por no pasar por tales terrores de nuevo.

Es bien cierto que Gassner se beneficiaba de su rango religioso y su prestigio a la hora de llevar a buen puerto muchas de esas inducciones al trance, pero si hemos de creer lo que los cronistas de la época cuentan, resultaba ser un magnifico hipnotizador.

Estamos pues ante un personaje que no emplea las técnicas clásicas de los magnetizadores de la época, ni habla en ningún modo de fluido magnético, como mas tarde insinuaría Mesmer.
Gassner emplea directamente la sugestión pura y dura y quizás en eso fue uno de los primeros en aplicarla para conseguir estados de trance instantáneos

Pedro Alcaraz