Ancestros de la Hipnosis: El abate Faria

Un año antes de la muerte de Mesmer, en 1814 aparece en París, procedente de Goa en las Indias Portuguesas, un sacerdote jesuita, que se hace llamar Abate Faría. Afirma ostentar el título de «Brahmín» y haber adquirido todos sus conocimientos durante su estancia entre los yoguis de la India.

José Custodio de Faria (1756-1819), Como se llamaba, habia nacido en Calambin, en Goa, (Indias portuguesas), se doctoró en teología y se traslada a Paris donde traba amistad con el Marques de Puysegur.

En Paris adquiere celebridad tratando en su gabinete las “enfermedades nerviosas” mediante De la cause du sommeil lucide, ou étude de la nature de l'hommela técnica que el llamaba “sueño lucido”. Faría niega la existencia del fluido magnético y asegura que todo es producto de la palabra. Se convierte asi en uno de los primeros en defender la postura del “trance por sugestion”.
Su técnica es sencilla, aplica durante unos instantes sus manos sobre la cabeza y la espalda de las personas y cuando cree que es el momento oportuno, con voz fuerte e imperiosa les grita «¡¡¡DUERME!!!».

De esta forma consigue con mucha frecuencia la entrada de los sujetos en un sueño instantáneo, evidentemente este método era de ejecución arriesgada, y eso le costó al abate Faría más de un fracaso que ensombreció su carrera.

Tras una vida agitada y compleja en que por cuestiones politicas incluso lo llevó a estar encarcelado.., publica su escrito “Da Causa do Sono Lúcido no Estudo da Natureza do Homem”, explicando sus experiencias y teorias.

A pesar de que haber sido objeto de burlas y criticas a lo largo de toda su vida. en 1911, es reconocido siendo profesor de filosofia en la Universidad de NImes y miembro de la sociedad medica de Marsella.