Ancestros de la Hipnosis: Athanasius Kircher

Athanasius Kircher (1602-1680), nació en Geisa, Alemania. Fue un erudito, investigador incansable que coqueteó con todas las areas del saber de su tiempo, experto linguista y reconocido gran cientifico.

A pesar de que sus intereses cientificos y su bibliografia es tan extensa como diversa y no fue un practicante directo de la hipnosis ni del magnetismo, su figura es importante por retomar, en cierto modo las ideas de Paracelso,
que sostenia que habia un fluido universal que el llamaba “Energia sideromagnetica”, una energía procedente de los astros, la cual podía ser utilizada y controlada de un modo benéfico y positivo por el hombre.

Ars magna lucis et umbraeEn 1645 Kircher publica una obra titulada «Ars Magna Lucis et Umbrae», resumiendo en ella sus investigaciones sobre lo que él llamaba «Magnetismo animal». Kircher atribuía los fenómenos que se producían en sus experiencias a una especie de fluido de misteriosa procedencia. En uno de los capítulos de esta extensa obra titulado «Experimentum Mirabile de Imaginatione Gallinae» describe cómo logra la inmovilización de un gallo o
gallina utilizando un procedimiento de fascinación. Kircher, tomando una gallina con las patas atadas, la obligaba a fijar su mirada en una raya trazada en el suelo, a los pocos minutos el ave quedaba totalmente inmóvil, «fascinada» mirando la raya, permaneciendo de este modo aunque se la desatase y se le estimulase el movimiento.

Este curioso experimento sigue practicándose hoy en día en algunos espectáculos.

A pesar de como quedo dicho, Kircher no fue un practicante directo, Sus ideas asi como las de Paracelso, fueron sin duda imprescindibles para el posterior renacimiento del magnetismo o mesmerismo, de la mano de Mesmer unos años mas tarde.

Pedro Alcaraz